8 jun. 2018

Reflexiones


Pueden pasar cosas muy raras. Cosas no racionales. Como, por ejemplo, que los animales mismos muestren el camino, que una reacción de ellos cambie todo. Ese clamor de la Especie se abrirá paso y no sabemos de dónde vendrá, cómo se expresará. El clamor es de la especie humana, pero también de otras especies, que ven su futuro en peligro, amenazado. Una ballena salva a una persona (hecho real), ¿un toro salva a un torero (imaginario)? Pero algo así tal vez generaría una emoción tan fuerte, que podrían cesar las corridas. 
Los animales están con nosotros, van a contribuir. Y es que hoy se está estrechando más y más el campo de libertad del Ser Humano y de las otras especies. Hoy en día está en peligro la supervivencia de todas las especies (una carrera armamentista que no se detiene). El cambio vendrá de la necesidad, del clamor profundo de todos los seres vivos del planeta.