24 oct. 2013

Una excavación en Amesbury podría explicar por qué Stonehenge fue construido donde está

Fuentes: Mail Online | BBC News |  19 de octubre de 2013 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)
El antiguo secreto de por qué Stonehenge fue construido donde está ahora puede ser revelado, según los historiadores.
La razón de la ubicación del monumento de piedra ha permanecido como uno de los grandes misterios sin resolver de la prehistoria británica, sin una teoría aceptada como correcta.
Pero ahora un equipo de científicos que trabajan en Amesbury, a poca distancia de donde el monumento se encuentra, cree que el descubrimiento en una ladera de un manantial de agua caliente podría ser la clave para resolver el enigma.

Una pequeña serie de estanques de poca profundidad cerca de Stonehenge han permanecido inalterados durante decenas de miles de años.
Escondidos en una finca privada y rodeados de árboles, la trama poco visible de los mismos -que se halla junto a la A303, en Amesbury- se cree que es un paisaje mesolítico que se remonta al 7.596 aC.
Dichos estanques están alimentados por un manantial que los conserva con agua caliente a una temperatura constante de 11 grados, incluso en pleno invierno.
Los científicos visitaron el lugar en 2010, cuando las temperaturas estaban a bajo cero y encontraron que el agua permanecía inalterada a pesar de la nieve circundante.
Esto les dio motivos para creer que el área pudo haber sido de gran importancia durante e inmediatamente después de la Edad del Hielo.
El agua caliente, afirman, habría sido irresistible para amortiguar la dura vida en el campo a quienes emigraron desde el norte durante la Edad del Hielo, la cual había dominado previamente en la mayor parte de la superficie terrestre, hasta que se retiró a los polos.
Andy Rhind-Tutt (izquierda), presidente del Amesbury Museum y del Heritage Trust, y que ha estudiado el enclave durante años, cree que los manantiales son una parte vital para desentrañar el misterio de Stonehenge.
Él dijo a The Times"La creencia ha sido siempre que Stonehenge no se habría construido aquí sin que hubiera algo especial en la zona.
Creemos que la respuesta se encuentra en los manantiales que alimentan el río Avon. Vinimos aquí en enero, cuando había -10 grados y el agua aún estaba tibia.  Los estanques estaban rodeados de hierba verde cuando todo lo demás estaba congelado".
El descubrimiento de aguas cerca del monumento neolítico también ha proporcionado a los arqueólogos una mirada más acertada sobre las dietas prehistóricas.
Un equipo de la Universidad de Buckingham descubrió en el entorno fragmentos de zancas de rana carbonizadas de 8.000 años de antigüedad.
Tales restos son la evidencia más temprana, en cualquier parte del mundo, de sapos o ranas cocinadas, dicen los científicos. Los arqueólogos desenterraron las zancas junto a huesos de truchas o salmón, así como de uro (izquierda), quemados.
David Jacques (derecha), investigador de arqueología en la Universidad de Buckingham, dijo:"Parece que hace miles de años la gente estaba comiendo un menú al estilo de Heston Blumenthal en este lugar, a una milla y cuarta de Stonehenge, el cual consistía en zancas de sapos, uro, jabalí y ciervo rojo con avellanas, como plato principal, de segundo salmón y trucha, y de postre unas moras.
Esto es importante para comprender la forma en que las gentes vivían aquí hace alrededor de e 5.000 años, antes de la construcción de Stonehenge, al tiempo que se plantea la pregunta: ¿dónde están las ranas ahora?"
Andy Rhind-Tutt añade: "Creo que a medida que descubramos más sobre el sitio durante los próximos días y semanas, vamos a descubrir por qué es el más grande y más importante hogar Mesolítico que se ha encontrado en Gran Bretaña".
En la actualidad Thatcham -a 40 millas de Amesbury- ha demostrando ser el asentamiento más antiguo del Reino Unido, siendo Amesbury 104 años más joven.
"Al final de esta última excavación, estoy seguro que tendrán que ser cambiados los registros."

No hay comentarios: