3 abr. 2012

El Homo erectus hacía fuego hace un millón de años

Encuentran en Sudáfrica evidencias de que el Homo erectus hacía fuego hace un millón de años

Foto: Análisis de los restos encontrados en las cueva de Wonderwerk (PNAS)

Vía: lainformación.com | 2 de abril de 2012

El análisis de un estrato en una cueva de Sudáfrica arroja la primera prueba inequívoca de de que los hombres usaban el fuego en una fecha tan temprana como hace un millón de años. Las evidencias cuadran con la hipótesis de que el Homo erectus comía alimentos cocinados y que esto contribuyó al desarrollo del cerebro de los homínidos.

La cueva de Wonderwerk (en afrikáans,"milagro") es un tubo horizontal de 140 metros en las montañas de laprovincia Septentrional del Cabo, en Sudáfrica. En su interior, un grupo de investigadores acaba de descubrir las primeras evidencias inequívocas de que los hombres conocían y usaban el fuego hace un millón de años.
En el estrato analizado mediante microespectroscopía de infrarrojos, el equipo de Francesco Berna (izquierda) ha encontrado restos de huesos carbonizados y cenizas de vegetación. Los sedimentos no fueron calentados por encima de los 700 grados y no aparecen restos de madera quemada, lo que indica que estos primeros humanos hicieron fuego con hierba y hojarasca. 

El estudio, publicado en PNAS, indica que estos fuegos fueron realizados dentro de la cueva y no arrastrados hasta allí por el viento o el agua tras un incendio forestal, como puede suceder a veces.  Las hogueras fueron realizadas en distintos lugares de la cueva y con cierta regularidad, según las pruebas.
Los autores del estudio han datado los restos de fuego en un millón de años y es, en sus propias palabras, "la prueba más temprana y segura de fuegos en un contexto arqueológico". Hasta el momento, indican, las pruebas de fuegos controlados por el Homo erectus son escasas y no concluyentes, dado que se han encontrado en lugares abiertos y cabe la posibilidad de que se trate de restos de incendios en la naturaleza.
La utilización de la técnica de análisis morfológico, mediante microespectroscopía de infrarrojos, permite datar y situar con seguridad el origen de los restos por primera vez. La buena preservación de los restos les ha permitido saber que se trató de varios fuegos que se realizaron en un lugar situado a 30 metros de la entrada actual de la cueva.
La capacidad de controlar el fuego se conoce con certeza en el caso de neandertales y los primeros Homo sapiens, pero el momento en que se comenzó a utilizar por parte de los primeros homínidos sigue sin determinar.

El primatólogo británico Richard Wrangham (izquierda) sostiene la hipótesis de que elHomo erectus adoptó una dieta de alimentos cocinados gracias al conocimiento del fuego y que esto fue determinante en la evolución del cerebro, gracias al mejor aprovechamiento de la energía. Las pruebas halladas en la cueva de Wonderwerk sobre los primeros fuegos concuerdan con esta hipótesis.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
En www.diario.com.mx abundan en la noticia reseñando algunos aspectos más con algunas declaraciones complementarias:

Encuentran en Sudáfrica los primeros restos de fuego de la historia

Un grupo de científicos anunció este lunes el descubrimiento de los primeros indicios del uso del fuego por parte de humanos en una cueva de Sudáfrica, lo que indica que esta práctica podría haberse iniciado hace un millón de años, 300 mil antes de lo que se creía hasta ahora.

Hasta el momento los antropólogos no habían logrado ponerse de acuerdo sobre el momento y la forma en que nuestros parientes prehistóricos se las arreglaron para producir fuego con el que cocinar y calentarse, según afirma el estudio publicado por las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

Los orígenes de esta actividad se habían identificado en África, Asia y Europa, pero se creía que los primeros signos de fuego de la historia se encontraban en restos de recipientes calcinados encontrados en Israel hace entre 700 mil y 800 mil años.

Ahora los científicos han encontrado fragmentos de huesos de animales quemados y herramientas de piedra que parecen datar de tiempos incluso anteriores en capas de sedimentos de la cueva de Wonderwerk, en el centronorte de Sudáfrica, donde excavaciones anteriores habían revelado importantes huellas de presencia humana.

Los investigadores encontraron "cenizas de material vegetal bien preservado y fragmentos de huesos quemados depositados in situ en superficies bien delimitadas y mezcladas con los sedimentos" en la cueva, lo que sugiere que se realizaban pequeñas hogueras cerca de la entrada, afirma el estudio.

Algunos de los fragmentos muestran evidencia de decoloración de la superficie, típica de los fuegos controlados, y no de otro tipo de fuegos naturales o de otros fenómenos similares.

"El análisis lleva el uso del fuego por los humanos a 300 mil años atrás, sugeriendo que antecesores humanos nuestros tan tempranos como el Homo erectus podrían haber utilizado fuego como parte de su vida diaria", afirmó el antropólogo Michael Chazan (izquierda) de la Universidad de Toronto y codirector del proyecto.

El Homo erectus es el tipo de humano más antiguo que se conoce. Con largas piernas y grandes cerebros se parecían a los humanos actuales, y se cree que deambularon por la tierra hace 1,8 millones de años, mucho antes que los Neandertales.

"El control del fuego habría sido un factor fundamental en la evolución de la humanidad", dijo Chazan.

"El impacto de la comida cocinada está bien documentado, pero el impacto del control del fuego habría alcanzado a todos los elementos de la sociedad humana. Socializar en torno a un fuego podría ser un aspecto esencial de lo que nos convierte en humanos", agregó.

El equipo internacional de investigadores incluye a expertos de la Universidad de Boston, la Academia de Ciencias y Humanidades de Heidelberg, Alemania, la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Universidad de Witwatersrand en Johanesburgo y la Universidad de Toronto, en Canadá.
---------------------------------------------------------------------------------------------
Sin embargo, en la noticia que proporciona CNN México, a pesar de que también utiliza el concepto 'cocinar', encontramos que Francesco Berna matiza la posibilidad de que el Homo erectus llegara realmente a hacerlo, a falta de más pruebas consistentes.

La Caverna de Wonderwerk, en Sudáfrica, contenía indicios de fuego (Foto: cortesía de Michael Chazan).

Los primeros seres humanos usaron el fuego para cocinar, según un estudio.

No es fácil crear fuego en la intemperie sin cerillos ni encendedor, pero tal vez nuestros ancestros descubrieron cómo hacerlo hace mucho tiempo.

Científicos descubrieron evidencia de que los seres humanos usaron fuego hace al menos un millón de años, posiblemente para cocinar, según revela una investigación publicada en el diario de procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

El investigador de la Universidad de Toronto, Michael Chazan, dirigió a un equipo en la Caverna Wonderwerk en Sudáfrica, donde hallaron huesos quemados y cenizas de material vegetal, incluyendo pasto, hojas y pequeñas ramas. Los huesos pertenecían a varios animales, como roedores pequeños, antílopes y mamíferos equinos.
"La evidencia que tenemos es compatible con las bajas temperaturas de cocimiento, pero es un poco prematuro asegurar si estos primeros humanos cocinaban o no", dijo Francesco Berna, arqueólogo de la Universidad de Boston y autor del estudio publicado este lunes.

Es posible que los primeros humanos comieran carne cruda y luego arrojaran los huesos al fuego, según Berna. Los científicos necesitan investigar más para probar que se trataba de comida cocinada.

Los descubrimientos apuntalan las conclusiones de un estudio realizado en 2011 por académicos de la Universidad de Harvard, los cuales sugieren que ancestros humanos como el Homo erectus —que caminaba erguido y tenía un cerebro menor al nuestro— pudo haber cocinado su comida.

El Homo erectus tenía molares menores a diferencia de sus predecesores en la línea evolutiva, lo cual podría significar que se adaptó a la comida cocinada hace 1.9 millones de años.

Berna y sus colegas también encontraron pequeñas hachas de mano y otras herramientas hechas con rocas en la cueva, que tiene casi 140 metros de profundidad.

Los científicos hallaron evidencia de fuego. Sin embargo, no hubo nada que pruebe que lo que encontraron haya sido quemado afuera y llevado a la caverna, o que un incendio se hubiera registrado hacia el interior.

"No creo que haya duda de que los humanos y el fuego estuvieron ahí al mismo tiempo", dijo el investigador.

Entre los descubrimientos, los científicos hallaron evidencia de que los humanos tenían control total sobre el fuego hace al menos 400,000 años, dijo Berna.

Los próximos pasos de los investigadores son excavar más para ver si encuentran más pistas sobre el uso de fuego en la cocina y, posiblemente, analizar otros sitios en el este de África y en Europa.