18 jun. 2013

Los mitos ya estaban en las cavernas

Muy interesante artículo, que muestra cómo los mitos y la espiritualidad ya estaban presentes en la época de las cavernas.

Tenessee es el hogar del arte parietal más antiguo de EE.UU.

Fuente: Discovery News | Jennifer Viegas| 10 de junio de 2013  (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)
La colección más antigua y extensa de arte rupestre y de cuevas prehistóricas en los Estados Unidos ha sido encontrada en los alrededores de Tennessee, según un artículo de la revista Antiquity. Dicha colección ofrece pistas intrigantes acerca de cómo era la vida de las sociedades nativas americanas hace más de 6.000 años. Esa es la datación del arte rupestre recién descubierto, uno de cuyos ejemplos encabeza el post, y que muestra lo que parece ser una actividad de caza. Otras imágenes son de naturaleza espiritual/mitológica más directa.
El autor principal del artículo, Jan F. Simek (arriba) presidente emérito y profesor distinguido de Ciencias en el Departamento de Antropología de la Universidad de Tennessee, dijo a Discovery News:"Los hallazgos nos dicen que los pueblos prehistóricos de la meseta de Cumberland utilizaron este característico entorno de tierras altas para una variedad de propósitos y que la religión fue parte de ese amplio sentido del lugar".
Grandes pictogramas policromados representan a seres humanos, serpientes y círculos. Tales imágenes, procedentes del mismo entorno, en general, pero extendiéndose hasta Alabama, probablemente ilustran un mito propagado a través de generaciones, vía boca a boca, y a pesar de su permanencia preservan su significado, perdido ya en la historia.
Simek explica, "Las imágenes con humanos se muestran a menudo en actitud activa, sugiriendo una acción heroica o ceremonial, de estar volando o transformándose en formas animales o llegando a través de la superficie de las rocas".
Simek dijo que una de las imágenes, "un pictograma de carbón negro, en una cueva en el este de Tennessee, mostraba una transformación animal, con la cabeza, el cuerpo y la cola, de un perro o un gato, y las garras curvas de un pájaro. La transformación está representada en arte parietal tanto al aire libre como en cuevas oscuras".
Él y sus colegas sospechan que el arte rupestre al aire libre y el arte rupestre en cuevas estaban conectados como parte de "una alteración organizada del paisaje. Los creadores de las imágenes 'mapeaban' su universo conceptual en el mundo natural en el que vivían". Esto sucedía en tres dimensiones: con la parte superior (lo celestial), media (plantas y animales) e inferior (la oscuridad, la muerte y el peligro), tres mundos cuyos contenidos coinciden con el lugar donde fueron colocados en la región.
Simek describe otra imagen, la de "un pájaro que fue grabado en los bancos de barro húmedo del interior de la cueva de Mud Glyph, en Tennessee. El barro, que era asociado con el origen del mundo por muchos pueblos nativos del sudeste americano, se utilizaba a menudo como medio de expresión por los artistas en las cuevas prehistóricas. Este ejemplo sigue siendo plástico y por lo tanto extremadamente frágil".
El análisis de las rocas y del arte rupestre emplea a menudo herramientas no destructivas, de alta tecnología, como el escáner-láser de alta resolución operado por el grupo RLS de Chattanooga, en Tennessee. El artilugio registra con precisión las manifestaciones artísticas prehistóricas para su conservación y análisis.
Según Simek, "Muchas de las imágenes, como este pictograma de carbón negro de círculos rayados de la cueva de Dunbar, en Tennessee, puede también ser visto en objetos religiosos portátiles hallados en montículos-templos y en otros contextos religiosos prehistóricos".
Los escorpiones, con sus dolorosas picaduras, parecen haber sido parte de la visión del nativo americano del "mundo inferior". En este extenso lugar, las imágenes de escorpiones fueron encontradas en cuevas profundas y no en la parte superior, en la "zona celestial". En este caso, un artista o artistas, produjeron las imágenes mediante pinturas con cenizas húmedas en las paredes de la cueva.
"Estos pequeños pavos grabados fueron extremadamente difíciles de fotografiar, ya que sólo tienen unos pocos centímetros de largo y están compuestos con líneas muy poco profundas, hechas con una herramienta de punta fina", dijo a Discovery News Alan Cressler, fotógrafo del proyecto.
"Uno de los ejemplos mejor conocidos del arte rupestre del sudeste son estos grabados de armas y de transformaciones humanas en aves, los cuales forman una composición compleja en la zona oscura de de la cueva de Devilstep Hollow, en Tennessee", dijo Simek.
La co-autora del trabajo de investigación, Sarah Sherwood, de la Universidad del Sur, agregó:
 "Los lugares de arte rupestre son sólo un tipo de los enclaves de actividad especializada que vemos en la zona; sabemos que las personas llegaron a la meseta para encontrar alimentos específicos, incluyendo animales y las plantas (de hecho, algunas plantas nativas fueron domesticadas en la zona hace más de 3.000 años), y para obtener recursos no alimentarios; el arte rupestre era una parte integral de cómo las personas concebían y utilizaban sus entornos paisajísticos".